Como Cambio La Guerra De Trincheras La Forma De Combatir

Trincheras alemanas contra trincheras británicas

La “guerra de trincheras” estática ocultó una transformación dinámica de la guerra entre 1914 y 1918. Todos los ejércitos se enfrentaron a los mismos problemas: cómo poner fin a un estancamiento estratégico ocasionado por su capacidad de recurrir a enormes reservas de mano de obra para rellenar sus filas; cómo operar en un campo de batalla industrializado y tecnológico abastecido por frentes internos totalmente movilizados; y, desde el punto de vista táctico, cómo superar sistemas defensivos fijos apoyados por una potencia de fuego concentrada. En 1918, el desgaste surgió como la solución. Las nuevas formas de la ciencia operativa cambiaron la naturaleza del mando, el control y la doctrina en los ejércitos “modernos” y se desarrollaron tácticas de armas combinadas para permitir el progreso a través del campo de batalla fortificado.

Los ejércitos de 1918 estaban estructurados de forma diferente a los de 1914, incorporaban nuevo armamento y operaban de acuerdo con doctrinas tácticas y operativas que se habían desarrollado en el transcurso de la guerra[1] Aunque en la mayoría de los teatros, a lo largo del notorio frente occidental en particular, los ejércitos seguían luchando aproximadamente en el mismo terreno que habían ocupado desde que entraron en la guerra, los años intermedios habían visto una transformación sin precedentes en la naturaleza, los métodos y los objetivos de la guerra. Algunos autores han sugerido que esto equivalía a una verdadera “revolución militar”, que “combinaba la potencia de fuego y la logística industriales con la fuerza de combate y la capacidad de resistencia que podía generar el nacionalismo”[2] Una “revolución táctica en los asuntos militares”, derivada del despliegue de tecnologías de armamento industrial como ametralladoras, artillería pesada, aviones, tanques y gas en el campo de batalla, apuntaló este desarrollo[3]. Sin embargo, esta transformación fue más allá de lo táctico y provocó un cambio en los sistemas operativos: mando, control, comunicaciones e inteligencia. El enfoque estratégico pasó de la captura del territorio al desgaste del ejército y la capacidad bélica del enemigo.

  Que Nacion Logro Convertirse En Una Potencia Maritima

¿Cómo cambió la guerra de trincheras la forma de librar las batallas?

Durante la Primera Guerra Mundial, la guerra de trincheras fue una táctica militar defensiva muy utilizada por ambos bandos, que permitía a los soldados cierta protección contra el fuego enemigo, pero también impedía a las tropas avanzar fácilmente y, por tanto, prolongaba la guerra.

¿Cómo afectó la guerra de trincheras a los combates y a la vida de los soldados?

Las enfermedades y la “neurosis de guerra” hicieron estragos en las trincheras.

Como a menudo quedaban atrapados en las trincheras durante largos periodos de tiempo, bajo un bombardeo casi constante, muchos soldados sufrían de “neurosis de guerra”, la debilitante enfermedad mental conocida hoy como trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Trincheras de la 1ª Guerra Mundial hoy

Durante la Guerra Civil estadounidense, las tropas de la Unión y la Confederación perfeccionaron el sistema más sofisticado de movimientos de tierra jamás visto en una batalla. El asedio de Petersburgo, de junio de 1864 a abril de 1865, ofrece una instantánea del nacimiento de la guerra de trincheras moderna, revelando importantes desarrollos en ingeniería y la evolución de las tácticas y estrategias militares debido a los avances en la tecnología, como la artillería estriada. Como centro de suministro clave para la capital confederada en Richmond, Virginia, era evidente tanto para el general confederado Robert E. Lee como para el general de la Unión Ulysses S. Grant que si Petersburg quedaba aislada, Richmond caería y la guerra terminaría. El resultado fue un frente atrincherado que se extendía a lo largo de casi 40 millas y 70.000 bajas en el transcurso de diez meses. La brutalidad de la guerra de trincheras en la Guerra Civil no fue más que un pequeño adelanto de los horrores que vendrían en la Primera Guerra Mundial, apenas cincuenta años después.

Cuando comenzó la Gran Guerra, los combates entre las potencias centrales y las aliadas se convirtieron rápidamente en un estancamiento a lo largo del Frente Occidental. Con las tropas enfrascadas en sistemas de trincheras defensivas que se extendían desde el Canal de la Mancha hasta Suiza, los intentos de lograr un avance se tradujeron en tremendas bajas con pocas ganancias apreciables. En más de dos años, las líneas de batalla se movieron menos de diez millas. Cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial, las potencias europeas habían avanzado en el arte de la guerra de trincheras, desarrollando un nuevo nivel de atrincheramiento subterráneo.

  Biografia De Maite Zaldivar

¿Cómo cavaron las trincheras en la primera guerra mundial?

En los albores del siglo XX, pocos preveían una guerra mundial, pero lo que llegó a conocerse como la Gran Guerra comenzó el 28 de junio de 1914, con el asesinato del archiduque austriaco Francisco Fernando y su esposa, Sofía, mientras visitaban Sarajevo, Bosnia, un país recién anexionado al Imperio austriaco. Muchos bosnios y sus vecinos serbios estaban resentidos por este dominio extranjero, y la visita del Archiduque a Sarajevo brindó la oportunidad a una pequeña banda de disidentes serbios de contraatacar. Austria respondió a los asesinatos uniéndose a su aliado, Alemania, y declarando la guerra a Serbia. El conflicto pronto involucró a Rusia, Francia y Bélgica. Temerosa de una guerra mundial a gran escala que amenazara sus rutas marítimas hacia otros países, Gran Bretaña se unió a la lucha contra Alemania y Austria.

Cada país creía que la lucha duraría sólo unos meses. Las naciones se clasificaron como Potencias Centrales o como Aliados. Los países que se unieron a las Potencias Centrales, como Bulgaria y el Imperio Otomano, apoyaron a Austria-Hungría y Alemania. Los aliados eran Rusia, Francia, Bélgica y Gran Bretaña, pero más tarde se les unieron Japón, Rumanía, China y Estados Unidos.

La vida en las trincheras de la primera guerra mundial

A pesar de la reputación de la Primera Guerra Mundial como un baño de sangre sin sentido cuyas operaciones militares estaban desprovistas de cualquier pensamiento inteligente, el período 1914-1918 fue la mayor revolución de la historia en tácticas y tecnologías militares. Prácticamente nada de las operaciones estándar en el campo de batalla anteriores a 1914 siguió siendo válido después de 1918. Del mismo modo, casi todo lo relativo a las operaciones en el campo de batalla en 1918 sigue siendo válido hoy en día, aunque adaptado a los avances cada vez mayores de las armas y las tecnologías. Lo que surgió de la Primera Guerra Mundial, por tanto, fue lo que hoy reconocemos como el Estilo Moderno de Guerra. Prácticamente todos los avances militares desde 1918 han sido mejoras técnicas incrementales de la eficacia del modelo conceptual del Estilo Moderno de Guerra.

  Biografia De Cristina Porta

“¿Por qué molestarse en estudiar la Primera Guerra Mundial? ¿Qué sentido tiene?” Esta pregunta, aparentemente razonable, se la hacen con frecuencia los estudiantes contemporáneos y, con bastante frecuencia, los académicos experimentados. Después de todo, gran parte de la historiografía de los últimos cien años ha dado a la Primera Guerra Mundial una muy mala reputación. Tanto la imagen popular como la académica de esa guerra pintan la imagen de un baño de sangre de cuatro años de duración, una guerra de desgaste sin sentido llevada a cabo por generales incompetentes, sin un rastro de pensamiento estratégico o innovación táctica. Así, se ha convertido en una sabiduría aceptada que la Primera Guerra Mundial no tiene nada que enseñar al estudiante de la guerra moderna, especialmente en comparación con la Segunda Guerra Mundial, con sus rápidas divisiones blindadas y aerotransportadas que son los modelos básicos de las fuerzas militares actuales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad